lunes, 19 de noviembre de 2012

7 Consejos para mejorar tu empleabilidad


¿Qué es la empleabilidad?


   Seguro que en más de una ocasión te han comentado que debes mejorar tu empleabilidad, pero ¿Qué es la empleabilidad? Pues, es un conjunto de factores que nos permite estar en sintonía con el mercado laboral.  Es el potencial que tenemos cada uno de nosotros de ser solicitado por una empresa; además de la formación y experiencia que aportamos, tenemos unas capacidades y habilidades que hay que demostrar para ser elegido para un proceso de selección. 

   Ser empleables es tener la capacidad de adaptar nuestro perfil al puesto de trabajo ofertado, pero, en ningún caso, se trata de añadir al currículum datos que no son ciertos. 

  Como os recordaré a menudo, en las entrevistas de trabajo hay que demostrar nuestro CV.

 Para ello debemos diseñar nuestra propia estrategia para posicionarnos en dicho mercado.




   1. ¿Quién eres profesionalmente?
      Aunque no te de la sensación de estar en Búsqueda de Empleo, este apartado es fundamental. Antes de hacer tu currículum y enviarlo, debes conocerte muy bien a ti mismo (lo cual no hacemos) y contestar una serie de preguntas:
  • ¿Cuál es tu valor como profesional?
  • ¿Qué es lo que aportas a la organización?
  • ¿En qué se beneficia la empresa si te contrata?
  • ¿Qué cosas se te dan bien?
    Para contestarlas sólo tienes que recoger toda la documentación sobre formación, empleo, habilidades que tengas, logros, áreas de fortalezas... y un buen conocimiento de la empresa para poder hacer un buen análisis. Pide a personas de tu confianza y profesión que aporten cómo te ven ellos a ti.

   2. ¿Cuál es tu Objetivo Profesional?
    Debes definir muy bien cuál es tu  visión profesional futura. No vale decir trabajar de cualquier cosa, piensa en tu responsabilidad al aceptar un puesto de trabajo que no te gusta.
Por ello vamos a analizar tres factores:
    Qué quiero: ¿Una continuidad, un cambio o una ruptura con lo que venía haciendo en tu pasado profesional?  ¿Cómo me veo en 3 años? ¿Qué estoy haciendo? ¿Cómo estoy? ¿Prioridad por ingresos económicos? ¿Prácticas profesionales?
   Conocer el Mercado de Trabajo: Investigar a través de portales de empleo, redes profesionales,  ¿Qué es lo que el mercado necesita? ¿Dónde está la mayor demanda? ¿Cuáles son los sectores/ áreas funcionales de mayor demanda? ¿Mi perfil/ mis objetivos, se adecuan a las necesidades, demandas y requisitos del mercado? ¿Hay ofertas de mi área de especialidad sectorial/ funcional?
 Toda la información que recojas te permitiría situarte en la realidad del mercado,para definir tus objetivos profesionales.
    Tu perfil: ¿Estás en sintonía con el Mercado de Trabajo? ¿Mi perfil, mi experiencia, se adecua a lo que pide el mercado o no?  ¿Hay empleo de lo que soy?  ¿Mi sector está decreciendo o en fase de crecimiento?
  Una herramienta de análisis, sencilla pero ágil para ayudarte a situarte en esto, es la realización de un DAFO personal: Debilidades, Fortalezas, Amenazas y Oportunidades. Son 4 cuadrantes y en cada uno, debes  reflejar tu perfil y situación personal.  Pronto tendréis un articulo y ejemplos de cómo realizar un DAFO.

  3.  El Currículum
    Lo más fácil es tener un Currículum para cualquier oferta de empleo, pero esto no es profesional ni produce los resultados esperados, es decir,  una entrevista de trabajo. Debemos intentar que esté en consonancia nuestro perfil con el puesto concreto que ofrecen, destacando los aspectos relevantes que se solicitan en la oferta  y que nosotros tenemos.
Cuidado con el diseño, debe ser atractivo, profesional, fácil de leer, con una redacción clara y que refleje tu valía profesional. ¡Que destaque de los demás!

   4. Actualiza tu formación
     Eres responsable de tu formación, por lo que debes estar actualizado en tú sector y área de especialidad. Es muy útil realizar comparaciones de las ofertas de empleo y tu perfil profesional, ¿Qué aspectos tienes que perfeccionar o adquirir?
Debes estar al día en tu sector y profesión, en las habilidades y conocimientos que se están solicitando, usar redes profesionales, conocer aplicaciones informáticas, idiomas, ... y  aquella formación que aumente tu empleabilidad (estar en sintonía con el mercado laboral).

    5. Actitud ante la Búsqueda de Empleo
     Como hemos visto, debes centrarte en mejorar tus conocimientos y desarrollar habilidades, pero sobre todo, trabaja tus actitudes, tus ganas, tu perseverancia, tus habilidades para comunicarte, tu alegría y entusiasmo. Es lo que te va a diferenciar de los demás.
    Dicha actitud es la que te va a poner en marcha cada día para tu búsqueda de empleo y la que te va a diferenciar de los demás en una entrevista personal.

   6. ¿Conoces tu Red de Contactos?
     Es el medio donde se encuentran el mayor número de oportunidades de empleo. Ante dos personas con el mismo perfil profesional y valía, la persona que tiene que contratar se siente más confiado con aquella que conoce o viene a través de sus contactos. Desde el punto de vista del empleador, son escogidas preferentemente las personas que viene recomendadas por sus trabajadores.
   De ahí que debas  gestionar a tus  contactos, cuidarlos, dar los mensajes adecuados y sobre todo dar seguimiento a las acciones emprendidas. Que no te digan "Si me lo hubieras dicho antes..."
   El uso y la participación activa en las principales redes sociales, son el medio para darnos a conocer al mercado, para entrar en contacto con profesionales que antes no hubiéramos podido tener acceso,  o a encontrar a antiguos amigos o colegas que les habíamos perdido la pista.
  Es en estos medios, donde se va construyendo nuestra reputación digital al participar en los diferentes foros, grupos, blogs… aportando valor sobre nuestra área de especialidad, ir generando poco a poco una imagen y posicionamiento.

    7.  ¿Hay otras alternativas profesionales?
    Hoy por hoy debes estar abiertos a otras alternativas profesionales, dar un giro a tu  actividad para comenzar otra, o bien, estar abiertos a marcharse al extranjero son opciones que serían interesantes contemplar. Estar receptivos a este tipo de cambios pueden incrementar nuestra empleabilidad y pueden ser experiencias de aprendizaje y crecimiento personal y profesional.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...